RocaDragón

Blog Todo-Terreno

Promesas del Este, una de ‘rusitos’

Ahhh, David Cronenberg, un director polémico, como tantos otros, al que la Academia no acaba de reconocer como un genio del cine. Sus muchas producciones (Videodrome, eXistenZ, Una Historia de violencia, etc.) son brillantes, aunque sin duda difíciles de ver. Pero cuando uno vive de lo que hace, debe easternpromisesreview.jpgabandonar algunos aspectos de gusto propio, y centrarse más en lo que pide el público, dando lugar a un producto más comercial, y no por ello peor. Así, Promesas del Este surge como una grata sorpresa tras un verano lleno de pastiches incomibles.

El film gira en torno a Nikolai y Ana, dos personas muy distintas cuyos caminos se cruzan sin comerlo ni beberlo. El primero, encarnado por Viggo Mortensen, es chófer de Kirill (Vincent Cassel), un mafioso alcohólico y medio loco. Kirill es hijo de Semyon (Armin Mueller-Stahl), un importante capo del clan de los Voritz Zakone (otro mafioso, vamos). Ana (Naomi Watts) es enfermera de hospital. Ésta ayuda a una chica moribunda a dar a luz a una niña, y tras ello la madre muere y Ana encuentra su diario, que podría comprometer a alguién dentro del clan.

No puedo continuar sin antes dar a conocer mi visión sobre las personas de origen ruso. Son, ni más ni menos, como cualquier persona de otro país. Pueden ser padres de familia comprometidos y trabajadores, que quieren a su esposa y sus hijos más que a nadie, con metas en la vida y valores aceptables (bondad, tolerancia…), ó todo lo contrario (que tampoco vivimos una utopía). Ahora bien, si nos trasladamos al cine americano, la cosa cambia: todo ruso es mafioso, ex-militar retirado o ex-espía del KGB. Ni uno se salva. Y sueltan frases del tipo: “En nuesstrro paíss ess todo mejor” ó “Dimitrri, vamonóss”, totalmente tópicas y sin ningún alarde de imaginación. Ahí reside el principal defecto de Promesas del este. Presenta a los rusos (los que viven en Londres, en este caso) como alcohólicos, mafiosos sanguinarios e intolerantes. Pero si olvidamos este defecto, tenemos entre manos un diamante como un puño.

eastern-promises.jpg

Va siendo hora de peinarse, chaval

La cinta se apoya claramente en las interpretaciones de sus protagonistas, Mortensen y Watts. Tal vez sea la química, ó que son unos actores buenísimos, pues lo cierto es que se te hace la película más corta viendolos en pantalla. Viggo se mueve como pez en el agua, dando una credibilidad acojonante a su papel (leches, si parece un ruso de verdad) y Naomi tampoco lo hace nada mal. Vincent Cassel no lo hace ni bien ni mal, lo hace como siempre: sobreactuando, y le viene que ni pintado para un personaje desesperado y atormentado. Y atención a Mueller-Stahl, un tipo agradable al principio, y cabroncete al final, que sorprende por su solidez como actor.

Otra cualidad positiva de Promesas del Este son su banda sonora, compuesta por Howard Shore (El Señor de los Anillos), que consigue ambientar perfectamente un Londres oscuro y cruel, acentuado por la notable fotografía de Peter Suschitzky (El Imperio Contraataca, ahí lo llevas). El puntito negativo se lo lleva el guión de Steven Knight, que flojea en determinados momentos, aunque nunca llega a la categoría de malo.

Una historia que te atrapa de principio a fin. Si David Cronenberg perfeccionase su trabajo de manera que todas sus futuras películas fueran como ésta, debería ir abriendo hueco en su estantería para la preciada estatuilla. Ha sabido reprimirse lo suficiente para no hacer una orgía de sangre y muerte, y sin embargo también ha sabido darle su toque personal (la pelea en los baños, ¡ay, mi ojo¡). Y si Cronenberg puede evolucionar, aún hay esperanza para Michael Bay…

promesas-del-este-3.jpg

Comienza Super Mafioso 2008

octubre 14, 2007 Posted by | Cine | | 4 comentarios

El sexto ‘día de mierda’ de Jack Bauer comienza

24.jpgAntes de nada me gustaría confesarme gran seguidor de las peliculas de acción de siempre. En ellas hay claros roles que suelen caracterizar a los principales personajes: el bueno, el malo, y los aliados de cada uno de ellos. Toda la cinta gira en torno a los dos primeros, dejando al director, guionistas y producción la tarea exclusiva de entretener al espectador. Si pasamos este esquema a formato de serie, y aderezamos con un buen guión (no demasiado usual en este tipo de cintas), sale 24.

Pues bien, la sexta temporada ha dado comienzo en Antena 3. Es una de las pocas (¡pero pocas!) razones por las que esta cadena merece mi respeto. En la anterior temporada, tio Bauer cayó en manos del gobierno chino por haber provocado accidentalmente la muerte del cónsul durante la cuarta temporada, y todo ello tras haber deshecho una complicada trama de espionaje que involucraba a altísimos cargos del gobierno norteaméricano. Dos años después, el presidente, ahora Wayne Palmer, hermano de David, negocia la liberación de Jack Bauer debido a la amenaza terrorista que asedia Estados Unidos a base de ataques suicidas. Un tipo dice tener el paradero del que está detrás de los atentados, y quiere nada menos que a Bauer, porque mató a su hermano durante un interrogatorio.

24s6principalatsi8.jpg

Así comienza de nuevo un día en la vida del agente. Tras ver los dos primeros capítulos, he de decir, por experiencia, que no es más que la punta del iceberg para una trama que seguro se complicará en extremo. Porque hablar sobre 24 es hablar de la intensidad que provoca el hecho de narrar la acción en tiempo real. Y gran parte de esa intensidad ocurre gracias a la brillante interpretación de Kiefer Sutherland (atención al llanto del final de la tercera temporada) y a la estupenda banda sonora de Sean Callery, que consigue mantenerte en vilo constante.

Cabe destacar el carisma y la profundidad de la mayoría de los secundarios. Desde la irritante Chloe O´Brien hasta el jefe bonachón Bill Buchanan, todos tienen un papel característico a lo largo de la serie, que no vacila al eliminar personajes importante de forma fría y creible. Todos ellos consiguen labrarse un huequecito en el corazón del espectador, y realmente da pena cuando alguno muere.

La serie se merece los más de 30 premios que ha ganado, entre ellos 2 globos de oro. Cada capítulo es soberbio, no hay relleno, nada sobra y todo encaja. Es fría y contundente, filmada con gran profesionalidad y sin dejar cabos sueltos. Totalmente recomendada.

0_21_24_season_5.jpg

Bauer, cruzando a pata el desierto americano (dos capítulos)

 

octubre 7, 2007 Posted by | Series | , | Deja un comentario

The Legend Of Zelda: Phantom Hourglass

Por fin. Impaciente de mí, no he dudado en probar la versión americana de este título, que saldrá en tiendas españolas el 18 dzelda_hourglass_website.pnge Octubre. Para mi sorpresa, trae lenguaje español/latino integrado, lo que no ha sido un impedimento para, una vez más, dejarme con la boca abierta una saga que se remonta ya a 1986, cuando un tipo llamado Miyamoto decidió crear una mezcla de aventura y rol en un título que pronto se convirtió en clásico.

La nueva aventura comienza como una continuación directísima de Wind Waker (GameCube). Se nos presenta un mundo oceánico inmenso al estilo Waterworld donde Link navega junto a la capitana Tetra y su banda de piratas bizarros por todo el mundo buscando tesoros. Tras una breve introducción, nos explican que están buscando un barco fantasma lleno de tesoros y que secuestra almas de inocentes. Finalmente lo encuentran y Tetra desaparece tras subir a él. Mientras se marcha, Link intenta rescatarla y cae al agua, llegando de milagro a una de las islas que pueblan el mundo. Así comienza Phantom Hourglass, como algo sencillo, sin demasiadas pretensiones…

…pero consigue mucho más de lo que pretende. Nada más comenzar a jugar, te hipnotiza, te embarga de la sensación de todo Zelda, una magia inexplicable que hace que te sientas reticente a soltar la consola. Las gráficos demuestran la originalidad de la que hace gala Ninty con la mayoría de sus juegos. Y es que es inevitable hablar de Wind Waker, aquel juego, infravalorado por muchos, que nos sorprendió tanto alla por el 2002. En él, el héroe Link cambió radicalmente como ningún personaje actual del panorama de los videojuegos puede, mostrando un estilo gráfico cel-shading (parecido a un dibujo animado) que dejó flipado a medio mundo, y miles de fanáticos protestaron. Cuando el juego salió, cerró muchas bocas.

Este nuevo Zelda es 100% DS, usando el stylus para la mayoría de acciones como son movernos, atacar, rodar por el suelo o lanzar el boomerang (vaya, que la cruceta queda en segundo plano). Está integrado de una forma soberbia, es muy intuitivo y te familiarizas rápido con el control. Además, el grado de interacción con el usuario es bastante alto,zeldaphantomart01us2.jpg llegando a tener que soplar o hacer un dibujo para resolver ciertos puzzles, todos muy originales hasta lo que llevo jugado. La música cuenta con el mismo repertorio de todos los Zelda´s, con la clásica melodía de tema principal, y los efectos no han cambiado mucho desde su precuela.

En general es un juego magnífico. Una amalgama de aventura y RPG colorida, adictiva y con grandes dosis de sentido del humor. Si echas de menos la magia de Zelda, aquí tienes un cartucho que además cumple con creces su objetivo: divertir. ¿el mejor juego de DS? no sabría decir, para mi el Castlevania: Portrait of Ruin dejó el listón demasiado alto.

Lo bueno: practicamente todo. El conjunto en sí queda bordado, es un título redondo.

Lo malo: que la estética pueda echar atras a más de uno.

octubre 4, 2007 Posted by | Videojuegos | , | Deja un comentario